• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

miércoles, 29 de mayo de 2013

Mañana clausuramos este curso en nuestra jornada de Oración con la Vida Contemplativa.

Mañana, Jueves 30 de mayo, nos desplazaremos como cada último jueves de mes, a un monasterio de Clausura de los de la Diócesis.
Será en el de Franciscanas de la Tercera Orden, en el Zarzoso. A lo largo del presente curso, hemos visitado varias veces cada uno de los cuatro monasterios de Religiosas: Las Carmelitas, Las Clarisas, las Agustinas de San Felices de los Gallegos, y las Franciscanas del Zarzoso. Con ellas rezamos la oración de vísperas, compartimos una reflexión o testimonio misionero: este Curso sobre la Fe, charlamos y compartimos la alegría, y nos renovamos del saber que ellas desde su clausura, están rezando por nosotros, por los misioneros de nuestra diócesis, y por la actividad de esta Delegación.

Acudiremos como cada mes, saliendo desde la plaza del mercado de abastos, a las 16:30 horas. Al ser la última salida a los Monasterios de este Curso, compartiremos después la merienda, y la celebración de clausura. En vez de las Vísperas, tendremos una eucaristía, que será presidida por nuestro obispo, Monseñor Raúl Berzosa. 


No es un final, pero sí una alternancia, pues los meses de junio, julio y agosto, los dedicamos a la celebración del Día del Misionero Diocesano junto con la Diócesis de Salamanca, a las diferentes actividades estivales y formativas que prepara OMP, a los descansos vacacionales, y también a preparar los contenidos y programar el próximo curso. Especialmente estaremos atentos, con la ayuda de los párrocos de la diócesis, a las visitas que nuestros misioneros realizan a sus familias periódicamente, intentando verles y saber de primera mano cómo se encuentran.Haciéndonos presentes en sus localidades.

Son cada vez más las personas que se animan a acudir, junto a los voluntarios, a estas oraciones. Desde la Delegación os invitamos a venir a todos.