• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

jueves, 8 de marzo de 2012

FINALIZAN LOS ACTOS DE LA CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS PARA 2012

Esta noche, a las 20:00 horas en los Salones del CCR El Porvenir, terminan
los actos programados para esta campaña. Será una conferencia a cargo de
nuestro Señor Obispo, Don Raúl Berzosa, y después una Cena Solidaria.


El mensaje de Nuestro Obispo, publicado en la Página del Obispado, resume
en su última frase el compromiso de los voluntarios y voluntarias de Manos Unidas.


La salud, derecho de todos ¡Actúa! - Campaña contra el hambre

2012 de Manos Unidas

Un año más, Manos Unidas llama a nuestra conciencia y a la generosidad de nuestro corazón. En esta ocasión con un lema muy concreto: “La salud, derecho de todos. ¡Actúa!”. Estamos en la Campaña n.53. Hace unos meses, en un encuentro con Delegados de Pastoral de la Salud, en Madrid,  les regalaba la siguiente cita: “La humanidad que observamos, y somos, parece una humanidad rota. Rota, en primer lugar, en cada uno de nosotros: el yo es un teatro de sombras, de personajes neuróticos cuyos hilos no manejamos… Nuestras facultades también están disociadas y su jerarquía trastocada… Divididos con nosotros mismos, lo estamos así mismo entre nosotros: somos enemigos, solitarios y confundidos en la misma confusión y división…” (O. Clement).  La conclusión era evidente: existe un clamor universal a favor de la salud. ¿Qué entendemos por salud? – La salud integral, es decir, física, psíquica, social, moral y espiritual. Y, de nuevo, remitiéndome al encuentro de Madrid, citaba unas frases de la Conferencia Episcopal Italiana: “Salud, en lo interior,  equivale a equilibrio dinámico entre cuerpo, psiqué y espíritu; y, en lo exterior, a equilibrio entre persona y medio ambiente”. Y, añadía, sin olvidar que Dios es salud y proporciona la salud que nada ni nadie puede otorgar. Jesucristo es salud y sanador para toda la humanidad.  Con una grave advertencia: “La pérdida de sentido existencial global en Occidente es un fenómeno cultural y social… Ya no sirve, como en tiempos  pasados, presuponer un horizonte trascendente de la realidad, aunque las grandes Iglesias actúen como si así fuera”  (W.  Thiede).

Bienvenida sea esta Campaña de Manos Unidas. Nos vuelve a recordar que el hambre no es sólo de pan, sino de afecto, de cultura, de sentido vital, de salud  y de Dios. Y que, en consecuencia, como hemos subrayado, la salud no es sólo física o mental o social sino también espiritual. Que nuestro compromiso sea sincero. Aun en medio de la crisis que estamos padeciendo. La ayuda llegará este año a proyectos humanitarios y de desarrollo para Bolivia, India, Costa de Marfil, Benin y Paraguay. Finalizo con una frase de T. Roosvelt: “Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés”. ¡Gracias voluntarios y colaboradores de Manos Unidas! Lo que hacéis no tiene precio. El amor cristiano es lo único que crece cuanto más se reparte.
+ Raúl, Obispo de Ciudad Rodrigo