• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

martes, 30 de julio de 2013

Sean Misioneros...


"También hoy el Señor sigue necesitando a los jóvenes para su Iglesia. También hoy llama a cada uno de ustedes a seguirlo en su Iglesia y a ser misioneros".



El Papa Francisco en la Vigilia de oración Invitaba a los jóvenes a ponerse al servicio de la Iglesia, amándola y trabajando para que en ella se reflejara cada vez más el rostro de Cristo. Y ¿Cómo? El Santo Padre presentó tres imágenes, tomadas de la Parábola del Sembrador (Mt 13, 1-9), que ayudan a comprender lo que significa ser un discípulo-misionero: el campo como lugar donde se siembra; el campo como lugar de entrenamiento; el campo como obra en construcción.

El verdadero Campus Fidei es el corazón de cada uno de ustedes
La simiente es la Palabra de Dios sembrada en nuestro corazón. Y es en la vida de ustedes donde Jesús pide entrar con su palabra, con su presencia. Por favor, dejen que Cristo y su Palabra entren en su vida, que germine y crezca.
¿Qué clase de terreno somos, qué clase de terreno queremos ser? Hoy estoy seguro de que la simiente cae en buena tierra, que ustedes quieren ser buena tierra… Sé que ustedes apuntan a lo alto, a decisiones definitivas que den pleno sentido a la vida. Jesús es capaz de ofrecer esto. Él es “el camino, la verdad y la vida”.

Juguemos en su equipo
Jesús nos pide que le sigamos toda la vida, nos pide que seamos sus discípulos, que “juguemos en su equipo”. … Jesús nos pide que entrenemos para “estar en forma”, para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida, dando testimonio de nuestra fe.
¿Cómo jugar en el equipo de Jesús? A través del diálogo con él: la oración, a través de los sacramentos, a través del amor fraterno, del saber escuchar, comprender, perdonar, acoger, ayudar a los otros, a todos, sin excluir y sin marginar. Queridos jóvenes, ¡sean auténticos “atletas de Cristo”!

Somos piedras vivas en la Iglesia de Jesús
Cuando nuestro corazón es una tierra buena que recibe la Palabra de Dios, cuando “se suda la camiseta”, tratando de vivir como cristianos, experimentamos algo grande: nunca estamos solos, formamos parte de una familia de hermanos que recorren el mismo camino: somos parte de la Iglesia.
Jesús me dice a mí, a ti, a cada uno: “Vayan, y hagan discípulos a todas las naciones”.
Jesús nos pide que edifiquemos su Iglesia; Nos pide que su Iglesia sea tan grande que pueda alojar a toda la humanidad, que sea la casa de todos. Esta tarde, respondámosle: Sí, también yo quiero ser una piedra viva; Quiero ir y ser constructor de la Iglesia de Cristo.

Queridos amigos, no se olviden: ustedes son el campo de la fe. Ustedes son los atletas de Cristo. Ustedes son los constructores de una Iglesia más hermosa y de un mundo mejor.